Recepción de Bienvenida

Es un honor y un placer darles la bienvenida.

Mi esposo y yo llegamos a Managua hace apenas dos meses; a pesar del corto tiempo hemos disfrutado al máximo, conociendo, poco a poco, Nicaragua y a los nicaragüenses.  Mis hijos vinieron de visita por primera vez la semana pasada y les gustó mucho Nicaragua.  Lo que más hemos disfrutado es la calidez que nos han mostrado en todas partes.

El gobierno de los Estados Unidos está apoyando una Nicaragua más próspera, segura y democrática y creo realmente, que todas estas características  están entrelazadas.  Sabemos que no es posible lograr una de estas metas sin la otra, y por eso nos comprometemos a fortalecer todas las áreas.

Durante estos primeros meses en Nicaragua me he reunido con funcionarios del gobierno y representantes del sector privado y la sociedad civil para explorar el interés que pudiera existir para colaborar juntos en alcanzar estas metas. Durante mi tiempo aquí, entre muchísimas actividades –varias de las cuales espero que hayan visto en FaceBook y en mi cuenta de Twitter—me he reunido con personas de muchos sectores. Conocí a productores de cacao que apoyamos para que aprendan cómo mejorar su producto y su competitividad en las exportaciones  y fortalecer la posición de Nicaragua en toda la cadena de valor.

También conocí a estudiantes que están aprendiendo a desarrollar negocios a través de un programa apoyado por  el Ministerio de Educación y el Cuerpo de Paz, y otros que están participando en programas con AmCham que enseñan cómo diseñar un plan de negocios y gestionar financiamiento.  Fue también una maravillosa oportunidad conocer a mujeres empresarias exitosas durante su celebración del Día Internacional de la Mujer Empresaria y visitar una feria donde muestran y venden sus productos.

También conocí a los marineros que están en la primera línea combatiendo el narcotráfico.  Me enseñaron cómo una donación de equipos que, aunque parece pequeña, les brinda las herramientas necesarias para realizar operaciones anti narcóticos.  Hemos observado que las lanchas incautadas a narcotraficantes pueden ser arregladas y usadas contra los mismos criminales. En el corto tiempo que llevo aquí, se han realizado dos operaciones exitosas. En cada una de ellas,  se han incautado más de 500 kilos de cocaína.

Este es un ejemplo de cómo la relación y buena comunicación, junto con una inversión inteligente pueden producir muchos éxitos. Así mismo, me he reunido con grupos que están promoviendo la democracia de diferentes maneras.  Me he reunido también con periodistas, miembros de la iglesia, jóvenes y partidos políticos.

Por otra parte, me he reunido con muchos funcionarios del gobierno, para hablar de sus programas y de cómo podemos ampliar nuestros trabajos conjuntos.  No estamos de acuerdo en todo, pero es claro que hay muchos vínculos, mucho interés, y muchas oportunidades para trabajar juntos e independientemente de la política o nuestra historia, lo más importante de la relación entre Nicaragua y Estados Unidos es la conexión de pueblo a pueblo.

Me ha inspirado el ver a ciudadanos estadounidenses trabajando en Nicaragua para ayudar a los más vulnerables o a negocios emergentes que generan empleo y oportunidades económicas ya sea hablando con la actriz premiada por la Academia, Patricia Arquette y su Proyecto de caridad Give Love, visitando Operación Sonrisa que ayuda a niños con paladar hendido, o cortando la cinta en la inauguración de una nueva inversión, es fácil ver que el pueblo de Estados Unidos se interesa por el pueblo de Nicaragua.

En unos días empezaré a viajar fuera de Managua y espero conocer Nicaragua de primera mano y conocer a muchas más personas. He estado haciendo una competencia en la página de Facebook de la Embajada para determinar qué lugares debería visitar y he recibido excelentes sugerencias. Me verán en muchos de estos lugares en los próximos meses.

Para concluir, debo decir que compartimos los intereses de muchos nicaragüenses que desean una Nicaragua próspera, segura, y democrática. Los muchos ciudadanos estadounidenses que ya he conocido en el país, que están trabajando aquí, generando empleo, invirtiendo en el futuro de Nicaragua, y realizando muchas otras increíbles actividades, también desean lo mismo.  Estamos muy contentos de estar en Nicaragua, y esperamos poder seguir fortaleciendo y ampliando nuestra relación.

Al acercarse la época de fiestas, nos gustaría aprovechar la oportunidad para desear a todos ustedes y sus familias una maravillosa navidad y año nuevo.

Muchas gracias por acompañarnos esta noche y espero que disfruten la velada.