Comunicado del Departamento de Estado de EEUU

Nota de Prensa

Departamento de Estado de los Estados Unidos

John Kirby
Secretario Adjunto y Portavoz
Oficina de Asuntos Públicos del Departamento de Estado
1 de agosto del 2016

Preocupaciones relativas a la Democracia y las Elecciones en Nicaragua

Estados Unidos se encuentra profundamente preocupado por las acciones del Gobierno de Nicaragua y de la Corte Suprema de Justicia que han cerrado los espacios democráticos, previo a la realización de las elecciones presidenciales y legislativas el próximo 3 de noviembre.  Urgimos de manera categórica al Gobierno de Nicaragua a crear un entorno propicio para la realización de elecciones libres y justas que permitan al pueblo de Nicaragua decidir el futuro de su país.

El pasado 8 de junio, la Corte Suprema de Justicia de Nicaragua despojó al opositor Partido Liberal Independiente (PLI) de su líder, por años reconocido, y puso a este partido bajo el control de un líder que es aliado del gobierno.  La Corte Suprema adoptó medidas similares el pasado 17 de junio al invalidar el liderazgo del Partido de Acción Ciudadana (PAC), que es el único partido de oposición con validez legal que queda para presentar un candidato presidencial.  Más recientemente, el 29 de julio, el Consejo Supremo Electoral destituyó a 28 diputados del PLI (16 propietarios y 12 suplentes) de los cargos a los que fueron elegidos por el voto popular, citando su falta de reconocimiento al nuevo líder del partido.

Unas elecciones creíbles y el pluralismo político son fundamentales para que exista una democracia sólida.  La sociedad civil, los líderes empresariales y los líderes religiosos continúan abogando por el fortalecimiento de las instituciones democráticas, la separación de los poderes y un proceso electoral justo.  Exhortamos al Gobierno de Nicaragua a que respete las voces de su pueblo y dé los pasos necesarios para la realización de elecciones justas y transparentes que permitan la plena participación de todos los ciudadanos nicaragüenses, incluyendo la participación de verdaderos partidos de oposición.

# # #