Visita al Centro de Rescate de Animales del Zoológico Nacional

La Embajadora Dogu recorre el Centro de Rescate de Animales del Zoológico Nacional

Discurso de la Embajadora Laura F. Dogu
22 de abril del 2016

¡Feliz Día de la Tierra a todos!

Quiero agradecer a Marina Argüello y a sus colegas en FAZOONIC por invitarme a celebrar este importante día en este lugar donde se protege la fauna silvestre. El Día de la Tierra es una gran oportunidad para que todos alrededor del mundo, pensemos que la Tierra es nuestro hogar y que debemos cuidarlo.

Estados Unidos ha asumido el liderazgo para enfrentar  los más difíciles retos ambientales:

  1. Por ejemplo el cambio climático.  Para el año 2030, en Estados Unidos, las emisiones de gases de tipo invernadero se habrán reducido en un 32%, en comparación con el 2005.
  2. A nivel internacional,  desde el 2010, Estados Unidos ha proporcionado más de 15 mil millones de dólares para la mitigación de los efectos del cambio climático y para desarrollar actividades de adaptación.
  3. En 2014, nos comprometimos  a proporcionar 3,000 millones de dólares para el Fondo Verde para el Clima.
  4. Y en nuestra embajada en Managua, instalamos paneles solares, luminarias y aire acondicionado eficientes.

Pero estoy aquí para destacar otro asunto importante como es el problema del tráfico de animales silvestres. Los animales que ven detrás de mí fueron rescatados. Este feo negocio perjudica a los animales capturados y a la biodiversidad. A los comerciantes de especies silvestres no les interesa el bienestar de los animales y por muchos son lastimados, o mueren. El tráfico de animales silvestres es un crimen que amenaza la seguridad y el estado de derecho, aumenta la corrupción y lesiona a las comunidades locales. Estados Unidos está abordando este problema tanto en Nicaragua como en el resto  del mundo.

En el 2011, ayudamos a construir algunas de las instalaciones de este centro y hemos financiado esfuerzos educativos para crear consciencia del terrible impacto del tráfico ilegal de animales silvestres. En otros países de la región,  Estados Unidos apoya a las Redes de Protección  de la Vida Silvestre  y capacita a funcionarios de instituciones del orden público y aduanas para que detengan el comercio ilegal de especies silvestres.

Al igual que sucede con muchos temas ambientales, todos pueden hacer su parte para detener el tráfico de animales silvestres. La mayoría de las personas  que compran una mascota exótica o artículos elaborados a partir  de animales silvestres, probablemente desconocen que su compra apoya directamente un negocio criminal.

Yo les pido, por favor, que no compren estos bellos animales para tenerlos como mascotas en sus casas, ni productos provenientes de ellos. Tampoco recojan, ni compren huevos de tortuga, porque eso también es ilegal y pone en peligro a una especie protegida. Todos podemos ser parte de la respuesta mundial contra el tráfico de especies silvestres; y así ayudar a Nicaragua a proteger su fauna.

Ahora los invito a acompañarnos en el recorrido de estas instalaciones y a que veamos, de primera mano, el terrible impacto que el tráfico de especies silvestres tiene en los animales.