Inauguración de Cargill

La Embajadora Dogu durante su discurso

Buenas tardes

Me siento muy agradecida por ser parte de este emocionante momento para Cargill, para Managua y para todo el país.

Durante quince años, esta compañía ha estado operando en Nicaragua y sus marcas Tip Top, Pipasa, Cainsa, entre otras, son muy apreciadas y respetadas. Con más de 2,500 colaboradores en todo el país, estoy segura que los nicaragüenses aprecian la dedicación de Cargill a su comunidad, su enfoque en las necesidades de sus clientes, y sus precios competitivos.

Ahora, con este centro principal de distribución, podemos esperar disfrutar de estos beneficios y más. La inauguración de este centro de distribución representa muchas cosas. Demuestra el importante rol que la inversión de los Estados Unidos juega en la generación de empleos locales.  Es señal del compromiso de las compañías estadounidenses con el futuro de este país y el bienestar de su pueblo.

Y más importante aún, demuestra que los Estados Unidos y Nicaragua comparten el mismo objetivo de una Nicaragua próspera. Una Nicaragua próspera requiere alianzas— y eso es exactamente el modelo visualizado por Cargill. El programa IMPULSOR de la compañía, está ayudando a más de 300 pequeñas y medianas granjas de sorgo a incrementar su productividad y disminuir sus costos.  Sus colaboradores donan su tiempo y conocimientos a las comunidades locales.

Tan solo el mes pasado, uniRSE otorgó un reconocimiento a Cargill con su premio “Lugar Óptimo para Trabajar,” lo cual refleja el compromiso de la compañía con las óptimas condiciones laborales para sus colaboradores. Pero la verdadera responsabilidad social se extiende más allá de los límites de la compañía.

Desde el 2006, por ejemplo, Cargill ha apoyado a 21 escuelas de primaria y a 4,000 estudiantes brindándoles nutrición alimenticia suplementaria y realizando mejoras a las escuelas. Existen programas adicionales dirigidos a fomentar el liderazgo de la mujer, al establecimiento de guarderías infantiles y a asegurar  la nutrición. En total, la compañía está invirtiendo $1 millón de dólares anuales a favor  del bienestar de los nicaragüenses.

Aplaudo el rol que Cargill está jugando como un aliado solidario y valioso de la sociedad nicaragüense. Podemos promover juntos la prosperidad, con la inversión y la experiencia laboral estadounidenses, en alianza con socios locales de todos los sectores, para estimular la actividad comercial, crear empleos y oportunidades.  Y esta instalación de 50 millones de dólares demuestra que el futuro depara todavía más oportunidades.

El gobierno de los Estados Unidos continuará trabajando con nuestros socios y con el gobierno de Nicaragua para apoyar futuras oportunidades de inversión y crecimiento. Deseo felicitar a Cargill por este impresionante nuevo centro y por su permanente  y valiosa presencia en Nicaragua.

Me da mucho gusto que una compañía estadounidense esté teniendo tanto éxito a través de estrechas alianzas con los negocios locales, sus colaboradores y las comunidades.

Gracias.

# # #