Informe Sobre la Libertad Religiosa Internacional 2014

Informe de 2013 Sobre la Libertad Religiosa Internacional

Resumen ejecutivo

La constitución y otras leyes protegen la libertad de culto y, en la mayoría de los casos, el gobierno respetó esta libertad. En febrero el gobierno implementó la campaña nacional “Vivir Bonito” por la cual reformó los programas de estudio de las clases de educación cívica en las escuelas públicas e impuso la educación obligatoria basada en los valores cristianos. El gobierno demostró favoritismo partidista hacia los grupos religiosos que apoyaban su programa sociopolítico. Los grupos religiosos que criticaban las políticas gubernamentales denunciaron acoso por parte del gobierno.

No se notificaron casos de abuso ni de discriminación por motivos de afiliación, creencias o prácticas religiosas.

Los funcionarios de la embajada de los Estados Unidos se reunieron con autoridades del gobierno para promover la libertad de culto e informarse acerca de las denuncias de acoso de los grupos religiosos que criticaban las políticas del gobierno. Mantuvieron reuniones con regularidad con dirigentes de los principales grupos religiosos y de otros menos numerosos que representan a importantes poblaciones étnicas, para analizar diversas cuestiones acerca de la libertad de culto.

Sección I. Demografía religiosa

El gobierno de los Estados Unidos calcula que la población del país es de 5,8 millones de habitantes (cálculo estimativo de julio de 2013Conforme al censo de 2005 realizado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos de Nicaragua, el 58,5% de la población es católica y el 21,6% es evangélica, porcentaje que incluye a los pentecostales, menonitas, luteranos de la Iglesia Morava y bautistas. En una encuesta de opinión pública realizada durante ese mismo año, M&R Consultants calculó que el 53 % de la población es católica y el 28%, evangélica. Los dirigentes evangélicos dicen que ellos y otros protestantes representan el 43% de la población. Las Asambleas de Dios, la iglesia evangélica pentecostal más numerosa, calculan que tienen 450.000 miembros. Otros grupos cristianos comprenden los Testigos de Jehová y la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mormones). También hay grupos pequeños de judíos y musulmanes.

La Iglesia Morava Luterana se concentra principalmente en las regiones autónomas del norte y sur del país. Un gran porcentaje de sus miembros son amerindios y personas de ascendencia afrocaribeña. En las dos regiones, casi el 48% de la población se identifica como morava luterana.

Sección II. El respeto a la libertad de culto por parte del gobierno

Marco jurídico y normativo

La constitución y otras leyes protegen, en general, la libertad de culto. No obstante, la nueva política gubernamental exige que la educación obligatoria se base en valores religiosos. La Constitución dispone que nadie “puede ser objeto de medidas coercitivas…ni ser obligado a declarar su… ideología o creencias” y prohíbe la discriminación por motivos religiosos.

En febrero el gobierno comenzó a implementar la campaña nacional “Vivir Limpio, Vivir Sano, Vivir Bonito y Vivir Bien”, conocida como “Vivir Bonito”, por la cual reformó los programas de estudio de las clases de educación cívica de las escuelas públicas e impuso la educación obligatoria basada en los valores de “cristianismo, socialismo y solidaridad”. Según la campaña, el gobierno exige la participación de la comunidad en eventos religiosos. En las comunidades remotas que no tienen acceso a la educación pública, el gobierno proporciona subsidios reducidos a escuelas religiosas para cumplir el mandato gubernamental de la educación pública.

Las condiciones del gobierno para el reconocimiento legal de los grupos religiosos son similares a las que se exigen a otras organizaciones no gubernamentales. La Asamblea Nacional debe aprobar las solicitudes de personería jurídica de los grupos religiosos. Una vez concedida la aprobación, el grupo en cuestión debe inscribirse en el Ministerio de Gobernación como asociación o fundación. Los grupos deben estar inscritos para poder contraer obligaciones jurídicas o celebrar contratos.

Los misioneros deben obtener una visa de trabajador religioso, concedida sistemáticamente por las autoridades; sin embargo, el trámite, que dura varios meses, debe concluir antes de la llegada al país.

Prácticas gubernamentales

El gobierno capacitó a 45.000 docentes de escuelas públicas para que implementaran la campaña “Vivir Bonito” y les exigió que cambiaran el enfoque de las clases de educación cívica para promover los valores cristianos. El gobierno también realizó actividades dentro de la comunidad y las escuelas públicas basadas en los valores de “Cristianismo, Socialismo y Solidaridad”.

Los dirigentes de las Iglesias Católica y Evangélica informaron que, según la afiliación política del sacerdote o pastor de la iglesia, el gobierno concedía o denegaba apoyo financiero y subsidios en impuestos y servicios públicos a ciertas iglesias. Las autoridades católicas informaron que el gobierno denegó los subsidios a las escuelas católicas desfavorecidas según la afiliación política del sacerdote y observaron que hubo una mayor presión del gobierno para inscribir a los docentes como empleados públicos. Los dirigentes evangélicos reportaron que el gobierno los obligaba a decorar las instalaciones de las escuelas subsidiadas con la propaganda política del partido gobernante.

Los dirigentes de las Iglesias Católica y Evangélica declararon que los agentes aduaneros del gobierno sistemáticamente retenían la importación de donaciones destinadas a proyectos sociales, o dilataban su aprobación, en represalia por comentarios contra el gobierno por parte de los grupos que las recibían. A veces, los agentes aduaneros retenían las donaciones de suministros médicos, incluso los medicamentos, más allá de su fecha de vencimiento, lo cual daba lugar a la pérdida de los suministros. Los dirigentes evangélicos afirmaron que, en la mayoría de los casos, para recibir las donaciones hacía falta una carta con la autorización de los grupos de acción basados en la comunidad del partido gobernante. Las autoridades de las iglesias mencionadas anteriormente también declararon que las donaciones y los proyectos sociales tenían que ser aprobados por entidades gubernamentales como el Ministerio del Interior o el de Educación.

Los dirigentes de las Iglesias Católica y Evangélica afirmaron que el acoso del gobierno sufrido en el pasado y la amenaza de que volviera a suceder en el futuro los obligó a abstenerse de hacer comentarios sobre asuntos políticos en sus emisoras de radio.

También expresaron preocupación por el uso del clero, la retórica y los símbolos religiosos por parte del gobierno para influir en la población y promover su programa ideológico y político. Los carteles publicitarios patrocinados por el gobierno en todo el país mostraban imágenes del presidente Daniel Ortega con el lema “Nicaragua Cristiana, Socialista y Solidaria”. Un alto ex funcionario del clero católico presidía los actos oficiales del gobierno. Aunque había sido jubilado oficialmente por el Vaticano, el mismo funcionario aparecía con hábitos clericales durante estos eventos. Las autoridades de la Iglesia Católica se quejaron de que el clérigo jubilado presentaba la falsa imagen de ser un representante activo de la Iglesia con fines políticos.

Los dirigentes de la mayoría de los grupos religiosos manifestaron que los funcionarios públicos se mostraban renuentes a reunirse con ellos para abordar su preocupación por la libertad de culto.

Sección III. El respeto a la libertad de culto por parte de la sociedad

No se notificaron casos de abuso ni de discriminación por motivos de afiliación, creencias o prácticas religiosas.

Sección IV. La política del gobierno de los Estados Unidos

Los funcionarios de la embajada mantuvieron reuniones con las autoridades gubernamentales para reforzar que la libertad de culto es un derecho humano universal. También les manifestaron haber recibido informes sobre casos de acoso gubernamental contra grupos religiosos que criticaban las políticas del gobierno.

Los representantes de la embajada se reunieron con regularidad con los dirigentes de la Iglesia Católica y de los principales grupos cristianos evangélicos para hablar sobre la libertad de culto. El personal de la embajada también se mantuvo en contacto con los dirigentes de otros grupos religiosos.