Improbabilidad de elecciones libres y justas en Nicaragua

Departamento de Estado de EE. UU.
Secretario de Estado Antony J. Blinken
7 de agosto de 2021
Anuncio de prensa

La decisión que adoptaron el presidente Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo el 6 de agosto de prohibir que el último partido verdaderamente opositor participe en las elecciones de noviembre pone de manifiesto su deseo de permanecer en el poder a cualquier costo. Esta maniobra autocrática se produce tras la detención de siete candidatos a la presidencia y otras 24 figuras de la oposición, activistas de derechos humanos, líderes empresariales, estudiantes y trabajadores de ONG durante los últimos dos meses. Estados Unidos considera a las últimas medidas autoritarias y antidemocráticas del régimen —impulsadas por el temor de Ortega a perder las elecciones— como el último golpe a las posibilidades de que en Nicaragua haya una elección libre y justa más adelante este año. Ese proceso electoral, incluidos sus eventuales resultados, ha perdido toda credibilidad.

El régimen de Ortega-Murillo ha menoscabado sus compromisos internacionales, incluidos aquellos en virtud de la Carta Democrática Interamericana, así como los derechos del pueblo nicaragüense a elegir libremente a sus propios líderes. Seguiremos trabajando en estrecha colaboración con otras democracias para responder de manera diplomática y eficiente a estos nefastos acontecimientos, que contribuyen a atentar todavía más contra el anhelo del pueblo nicaragüense de tener un gobierno representativo y prosperidad económica.

Para ver el texto original ir a: https://www.state.gov/the-lack-of-prospects-for-free-and-fair-election-in-nicaragua/

Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés