Firma de Subvenciones del Proyecto USAID/PrevenSida

Lady speaking at podium.Es un honor para mí estar con ustedes hoy y conocer el gran trabajo logrado por las organizaciones de la sociedad civil que trabajan con las poblaciones clave ante la epidemia del VIH/SIDA y participar en la firma de la Sexta Ronda de Subvenciones.  En los últimos cinco años, las organizaciones de la sociedad civil han recibido apoyo financiero del Plan de Emergencia del Presidente de Estados Unidos para alivio del SIDA (PEPFAR) y la asistencia técnica de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), a través del proyecto PrevenSida.

PEPFAR es la iniciativa del gobierno de los Estados Unidos que trabaja por una generación libre de SIDA y ayuda a prevenir el VIH/SIDA y salvar la vida de aquellos que sufren de esta enfermedad alrededor del mundo.  Este compromiso histórico es el más grande de cualquier nación para luchar contra una sola enfermedad internacionalmente.  PEPFAR es conducido por una responsabilidad compartida entre las naciones donantes y socios y otros que hacen inversiones inteligentes para salvar vidas. PEPFAR es la piedra angular y el principal componente de la Iniciativa Global de Salud del Presidente de Estados Unidos.

Ladies shaking hands.La Embajada de los Estados Unidos está muy orgullosa de su  cooperación con ONGs nicaragüenses en el campo de la prevención y atención integral a pacientes con VIH/SIDA.  A través de nuestros programas locales y regionales, estamos mejorando las políticas públicas en salud, aumentando el acceso a medios de protección, optimizando la calidad de los servicios de salud, colaborando con la logística de insumos de salud, y fortalecimiento de la participación de las ONGs en la provisión de servicios comunitarios para personas que padecen o están en riesgo de contraer el VIH/SIDA.

Una parte muy importante de PrevenSida es reducir el estigma del VIH/ SIDA y disminuir la discriminación contra las personas que están particularmente en riesgo de contraer la enfermedad, como personas transgénero femenino, gays, bisexuales y trabajadores sexuales.

Group photoTal como lo afirmó el Presidente Barack Obama, “todas las personas merecen vivir con dignidad y respeto, libres de temor y de violencia, y ser protegidos contra la discriminación, independientemente de su identidad de género u orientación sexual.”  Las minorías sexuales y las personas que viven con el VIH/SIDA se enfrentan a desafíos únicos y el gobierno de los Estados Unidos está comprometido a abordar este problema en nuestro propio país y en Nicaragua, mediante el apoyo brindado a las ONGs locales.

A través del proyecto PrevenSida, hemos otorgado 99 subvenciones que suman más de 2 millones de dólares desde 2011.  Estas subvenciones han contribuido a fortalecer la capacidad institucional de 36 ONGs con cobertura nacional y enfocadas en las poblaciones en riesgo. El gobierno de los Estados Unidos ha estado trabajando en el fortalecimiento institucional de las organizaciones a través de subvenciones, ayudando a mejorar sus capacidades administrativas y financieras, y aumentando el acceso a los servicios de prevención y atención con calidad. Esto ha permitido que las organizaciones aprendan-haciendo, tanto en las áreas de gestión, planeación, monitoreo y reporte de sus resultados, lo cual está llevando a crear organizaciones locales más eficientes y autosostenibles.

Les felicitamos, a ustedes ONGs que han alcanzado metas impresionantes para brindar atención preventiva a las poblaciones clave. Sabemos que esto solo fue posible a su arduo trabajo, planificación estratégica, comprensión sin precedentes de sus beneficiarios, y al monitoreo sistemático y análisis de resultados a través del uso aplicado de la tecnología.

Y ha dado sus frutos. Estos esfuerzos han generado resultados significativos en los últimos cinco años: más de 180,000 personas con mayor riesgo de infectarse con VIH –cerca del 80% de las personas que lo necesitan– reciben servicios preventivos; se hicieron más de 50,000 pruebas rápidas de VIH y 155 nuevos casos positivos fueron identificados y referidos a atención curativa. Y más de 3,600 personas con VIH –que representan un tercio de las personas que viven con VIH en Nicaragua– recibieron cuidado comunitario que les ayudó a continuar recibiendo tratamiento.

Nuestro trabajo continúa. Las subvenciones a las ocho ONGs seleccionadas beneficiarán a más de 20,000 personas con servicios de prevención; 8,000 personas con pruebas de VIH; y 2,000 personas que padecen la enfermedad con cuidados comunitarios y servicios de laboratorio, reduciendo las barreras de acceso a servicios de salud críticos.

Una vez más les felicitamos y les deseamos éxitos para alcanzar las metas definidas por cada una de sus organizaciones. Trabajando juntos salvamos y mejoramos la vida de miles de nicaragüenses.

Muchas gracias.