Evento de Responsabilidad Social Empresarial Amcham y uniRSE

Discurso de la Embajadora de los Estados Unidos
21 de marzo del 2017

Gracias por invitarme a participar de este importante evento.

Me da mucho gusto encontrarme rodeada de tan distinguidas organizaciones y empresas que ponen de relieve la importancia de la responsabilidad social empresarial o RSE para el desarrollo sostenible.

Estoy segura que este evento me será de gran utilidad para conocer de parte de ustedes la forma de cómo abordar las oportunidades y retos que conlleva potenciar el desarrollo económico sostenible en Nicaragua.

Una empresa no puede triunfar si la comunidad donde se encuentra fracasa, ya que la empresa y el entorno en el que opera, son inseparables.

Hay que tener en cuenta que los trabajadores, los consumidores, los proveedores, las leyes y reglamentos son elementos de vital importancia para la empresa, pero escapan de su control. Por lo tanto, el bienestar de la comunidad es fundamental para el bienestar de la empresa.

La RSE no es caridad. Consiste en invertir en la comunidad, lo cual es fundamental para el éxito de la empresa. Eso trae consigo el beneficio de mejorar las vidas de las personas. Todos nos encontramos reunidos aquí hoy porque tenemos un compromiso con las comunidades en las cuales nos desempeñamos.

Siempre estamos pensando en la manera más óptima de invertir tanto para lograr el éxito de las empresas, como el de las comunidades. Quizás ustedes se estén preguntando: ¿qué más puedo o debería hacer?

Permítanme subrayar algunos aspectos, para estimular nuestra creatividad y así podamos encontrar la respuesta. En primer lugar, como muchos de ustedes saben, las empresas estadounidenses ocupan posiciones de liderazgo en el campo de la RSE a nivel mundial.

Las empresas estadounidenses son ampliamente reconocidas por su compromiso con el respeto al Estado de Derecho, el “juego limpio” y el fortalecimiento de las comunidades por medio de inversiones a largo plazo y de sus programas de responsabilidad social empresarial.

Por lo tanto, resulta natural que Amcham juegue un papel destacado en promover la RSE en Nicaragua, enfatizando las mejores prácticas de las empresas estadounidenses.

La misión de Amcham es promover el comercio y la inversión entre los Estados Unidos y Nicaragua. Un factor clave para la construcción y durabilidad de los lazos económicos bilaterales es el clima de negocios en el cual operan las empresas estadounidenses.

Nos complace que Amcham continúe impulsando el fortalecimiento de las instituciones, que contribuya a la creación de un clima de negocios que pueda resistir los rigores del paso del tiempo. ¿Qué significa desarrollo sostenible y cómo lo logramos?

Por fortuna, uniRSE ha estado trabajando en este tema por muchos años y ha llevado la voz cantante en Nicaragua sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible para el año 2030. Esto se refiere a los 17 objetivos acordados por 193 países, incluyendo a los Estados Unidos y Nicaragua, para alcanzar el desarrollo sostenible.

El propósito es aprovechar lo logrado por los Objetivos de Desarrollo del Milenio y completar aquello en lo que éstos quedaron cortos, incluyendo la erradicación de la pobreza.

Todos hemos leído en los informes que una de las mayores preocupaciones de los nicaragüenses es el aspecto económico. Nos satisface mucho apoyar los esfuerzos que uniRSE realiza para abordar esta preocupación y les exhorto a todos a que también le apoyen.

El Gobierno de los Estados Unidos ha sido un abanderado de la RSE a través de su trabajo con el sector empresarial, la sociedad civil, los trabajadores y otros actores importantes.

Una de las maneras en que el Gobierno de los Estados Unidos promueve la RSE es reconociendo a las empresas estadounidenses que destacan por su liderazgo en este campo.

El Premio a la Excelencia Corporativa otorgado anualmente por el Secretario de Estado, distingue a las empresas estadounidenses que han mantenido los más altos estándares de conducta en cuanto a su responsabilidad empresarial, dentro de sus operaciones a nivel mundial.

Este premio se estableció en el año 1999 y tiene como objetivo reconocer a aquellas empresas que encarnan los más apreciados valores estadounidenses en la forma en que conducen sus negocios, a tono con las mejores prácticas a nivel internacional.

Nos sentimos muy orgullos que Sahlman Seafoods, uno de los premiados en el año 2011, se encuentre esta mañana con nosotros para compartir su experiencia. Sahlman Seafoods ha trabajado muy de cerca con los ministerios de agricultura y del medioambiente de Nicaragua para proteger los ecosistemas cercanos a sus granjas de camarones.

También ha hecho uso de equipos de tecnología de punta y ha trabajado de la mano con la comunidad, lo cual le ha ayudado a abrir nuevos mercados para sus productos.

Consideramos que el reconocimiento otorgado a Sahlman Seafoods, pone de manifiesto que las empresas, independientemente de su tamaño, pueden contribuir al bienestar de sus comunidades a través de la RSE.

Asimismo, estamos muy complacidos de que Cargill y Walmart, que también han sido reconocidas por el gobierno estadounidense en diferentes partes del mundo por sus mejores prácticas, asuman el mismo compromiso.

Estas tres empresas estadounidenses han sobrepasado los mínimos estándares exigidos por la ley y continúan invirtiendo no sólo en el bienestar de sus negocios, sino en el de sus comunidades.

Dicha inversión incluye programas e iniciativas relativas a compras locales, salarios, inversiones en salud y educación; y capacitación innovadora.

Además, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional colabora con el sector privado para crear alianzas público-privadas para alcanzar el desarrollo sostenible y erradicar la pobreza.

En Nicaragua hemos iniciado varias alianzas público-privadas enfocadas en el desarrollo de la fuerza laboral, empleabilidad, y emprendimiento.

Estas alianzas público-privadas ofrecen una guía hacia dónde dirigir las inversiones en RSE, en alianza con las inversiones del Gobierno de los Estados Unidos en Nicaragua.

Sin embargo, existe una brecha. Algunas empresas todavía consideran que la RSE es un gasto que no contribuye al bienestar de sus negocios. Además, algunos ven todavía el tema de la RSE reducido a actividades de caridad, dirigidas principalmente hacia el exterior de la empresa.

Pero la RSE es mucho más que eso. Debemos verla como el impulso necesario para el crecimiento económico de los negocios. Como una forma de mejorar el ambiente de trabajo. Por lo tanto, la RSE no debe tomarse como un gasto, sino como una verdadera inversión para construir una mejor empresa, una empresa de éxito.

Coincidimos plenamente con uniRSE en que la RSE no debe considerarse una estrategia separada, sino una parte integral de la estrategia empresarial. Pero estoy segura que muchas empresas presentes en este evento, pueden decir, con plena convicción, que la RSE sí produce réditos. Cada vez más empresas informan que la RSE no es un gasto, sino una inversión. Eso, precisamente, es lo que quiero recalcar el día de hoy:

Si se fortalece la comunidad que habitan los colaboradores, que habitan los compradores, se crea una base mucho más sólida.

Así que cuando se pregunten: ¿Cuál es mi RSE?, deben pensar primero si sus objetivos empresariales están alineados con las necesidades de la comunidad.

¿Requiere su empresa información acerca de la economía local, regional y mundial para tomar las mejores decisiones a futuro? Por supuesto que sí. Todo el mundo la necesita. Entonces, les exhorto a que su inversión en RSE la hagan en una de las organizaciones nicaragüenses que se dedican a este tipo de actividad como FUNIDES, APEN, IEEPP, o FIDEG. ¿Y qué tal la protección al medioambiente?

¿Le interesa a su empresa proteger el medioambiente de este hermoso país para atraer a más turistas? o ¿necesitan que los bosques sean sostenibles para poder seguir cultivando sus productos?

Entonces, su inversión en RSE puede ser con FUNDENIC-SOS, presidida por el Dr. Jaime Incer, que promueve un ejemplar programa de agua neutralidad con las empresas locales, para preservar las fuentes de agua; o con Paso Pacífico, cuya misión es restablecer y conservar los ecosistemas del Pacífico centroamericano; o con Centro Humboldt, cuyo cometido es la promoción del desarrollo territorial y la gestión del ambiente.

¿Tiene interés en comprar más productos locales o productos elaborados por microempresas, o empresas de mujeres? Entonces, posiblemente, su inversión en RSE podría apoyar y colaborar con organizaciones que promueven el emprendimiento como Agora, CONIMIPYME, o la Red de Empresarias de Nicaragua (REN), que podrían ayudar a ponerles en contacto con los proveedores que necesitan. ¿Le gustaría contratar colaboradores mejor capacitados y calificados, con mayores destrezas técnicas? Quizás su inversión en RSE podría dirigirse al desarrollo de la fuerza laboral nicaragüense.

Aparte del INATEC, su inversión en RSE podría encaminarse a los miembros de la Red Nicaragüense para la Educación Técnica (RENET), administrada por la Cámara de Industrias de Nicaragua, tales como el Centro Juvenil Don Bosco y la Fundación Samuel, que proporcionan educación técnica. Esas son solamente algunas ideas acerca de cómo invertir en desarrollo sostenible en Nicaragua por medio de la RSE.

Para concluir, nuevamente les exhorto a preguntarse en el transcurso de este evento: ¿Cuál es mi RSE?

Solamente ustedes tienen una idea clara del mundo en que desean vivir y cuáles son los retos y las oportunidades que deben enfrentar para construir ese mundo. Está en sus manos tomar las acciones necesarias para conducir a Nicaragua en esa dirección.

Muchas gracias,