Estados Unidos sanciona a un jefe de policía de Nicaragua, a un miembro del Poder Judicial de Nicaragua y a otro miembro del círculo interno de Ortega

Departamento de Estado de los Estados Unidos
Oficina de la Portavoz
Para publicación inmediata
Declaración del Secretario de Estado, Michael R. Pompeo
21 de diciembre de 2020

 

Hoy, Estados Unidos impone sanciones a Marvin Ramiro Aguilar García, Walmaro Antonio Gutiérrez Mercado y Fidel de Jesús Domínguez Álvarez, de conformidad con la Orden Ejecutiva 13851, “Bloqueo de Propiedades de Ciertas Personas que Contribuyen a la Situación en Nicaragua”. Estos tres individuos posibilitan y se benefician de la corrupción y el abuso del gobierno de Ortega contra el pueblo nicaragüense.

En esta designación, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (Office of Foreign Assets Control, OFAC) del Departamento del Tesoro promueve la rendición de cuentas de los funcionarios del gobierno nicaragüense que fomentan los ataques del régimen de Ortega contra la democracia de Nicaragua.

Marvin Ramiro Aguilar García es Vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia, secretario político nacional del Consejo de Liderazgo Sandinista y miembro del Consejo Nacional de Administración y Carrera Judicial de la Corte Suprema de Justicia de Nicaragua, que asegura que los partidarios del régimen sean seleccionados para puestos clave. Como secretario político nacional, Aguilar asesora directamente al Presidente Daniel Ortega y a la Vicepresidenta Rosario Murillo y, según consta, coordina la persecución de miembros de la oposición prodemocrática.

Walmaro Antonio Gutiérrez Mercado es Diputado de la Asamblea Nacional y presidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto, y ha abogado públicamente por la controvertida Ley de Agentes Extranjeros, que especifica que ciertas personas y entidades en Nicaragua que reciben fondos extranjeros deben registrarse y hacer informes mensuales detallados para el Ministerio del Interior. Anticipamos que esta ley, que contempla multas y otras sanciones legales por incumplimiento, se invocará para restringir los derechos civiles y políticos de ciertas personas u organizaciones que el gobierno considere arbitrariamente como una amenaza.

Fidel de Jesús Domínguez Álvarez, jefe de la Policía Nacional de Nicaragua en León, según se alega, ha dirigido ataques contra muchos ciudadanos y periodistas nicaragüenses. Específicamente, Domínguez presuntamente dirigió la golpiza de un periodista por parte de agentes de la Policía Nacional de Nicaragua. Según consta, Domínguez también estuvo involucrado en los abusos y golpizas de un exdiputado de la oposición y otros opositores de Ortega.

El gobierno de Estados Unidos continuará dando los pasos necesarios para apoyar al pueblo nicaragüense y presionar al régimen de Ortega para que cese sus actividades represivas, respete los derechos humanos y permita las condiciones para unas elecciones libres y justas que devuelvan la democracia a Nicaragua.

Ver contenido original aquí.

Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.

###