Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, América Central y República Dominicana

Exportaciones desde Nicaragua hacia los Estados Unidos han incrementado aproximadamente en un 70% desde que el Tratado de Libre Comercio (RD-CAFTA) entre Estados Unidos, República Dominicana y Centroamérica entró en efecto entre Estados Unidos y Nicaragua el 1 de abril de 2006. Otros firmantes del tratado son Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, Guatemala y Honduras. El RD-CAFTA es el segundo mercado de exportación de los Estados Unidos en América Latina, luego únicamente de México.

La mayoría de las exportaciones de República Dominicana y Centroamérica hacia Estados Unidos se han beneficiado de las exoneraciones de impuestos como resultado de un programa de comercio preferencial brindado por el Congreso de los Estados Unidos para promover el desarrollo económico regional (la Iniciativa de la Cuenca del Caribe, ICC). Recíprocamente, el RD-CAFTA reduce las barreras arancelarias y no arancelarias a las exportaciones de los Estados Unidos hacia la región. El RD-CAFTA también asegura que las empresas estadounidenses no estén en desventaja por los tratados comerciales que Centroamérica ha negociado con los socios de NAFTA y con otros países.

El RD-CAFTA requiere de reformas importantes para el ambiente legal y de negocios doméstico, que estimule el desarrollo de negocios e inversiones competitivos, que proteja los derechos de propiedad intelectual, y promueva la transparencia y el estado de derecho en sistemas democráticos que se han solidificado en la región a lo largo de la década anterior. El RD-CAFTA es un importante instrumento de apoyo para los intereses de seguridad nacional de los Estados Unidos; el tratado de libre comercio promueve una cooperación económica más cercana entre los países de Centroamérica, y por tanto logra un avance en la integración regional, contribuyendo con la paz y la estabilidad en la región.

El Quinto Aniversario de RD-CAFTA Marca la Trayectoria Hacia Adelante de Nicaragua

El 5 de abril de 20011, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), la Escuela de Negocios INCAE y la Sección Económica de la Embajada de los Estados Unidos en Managua colaboraron para llevar a cabo una conferencia en conmemoración al quinto aniversario del Tratado de Libre Comercio entre los Estados Unidos, Centroamérica y Republica Dominicana, conocido como RD-CAFTA, por sus siglas en ingles, así como el veinteavo aniversario de una economía basada en los principios de un mercado libre en Nicaragua. Las palabras de apertura  del Embajador de los Estados Unidos en Managua, Robert J. Callahan, resaltaron el impacto positivo que ha tenido el tratado en el intercambio comercial entre los Estados Unidos y Nicaragua: las exportaciones nicaragüenses hacia los Estados Unidos incrementaron 70% del 2005-2010. Las exportaciones de los Estados Unidos hacia Nicaragua crecieron 57% durante este mismo periodo. Así mismo, las exportaciones nicaragüenses a Centroamérica y Republica Dominicana crecieron casi 50% durante los últimos 5 años. El Embajador también menciono los avances de la Iniciativa de Caminos Hacia la Prosperidad luego de la reunión Ministerial que se llevará a cabo en Santo Domingo en Mayo. El señalo que Caminos Hacia la Prosperidad no es solo otro programa de asistencia, si no que es una manera en que todos los países miembros puedan compartir e implementar mejores prácticas para saber aprovechar los beneficios del comercio. El reitero el mensaje del Presidente Obama en Chile sobre cómo los países de Latino América y los Estados Unidos deben trabajar con igualdad para resolver los problemas.

Los representantes de USAID subrayaron los éxitos que está teniendo su programa de “Empresas y Empleos”, que apoyo a las pequeñas y medianas empresas en temas relacionados con el desarrollo, asistencia técnica y capacitación. Miembros de sector privado Nicaragüense señalaron la importancia que tiene la estabilidad política y el estado de derecho para el crecimiento económico. La celebración promovió el hecho que libre comercio ha significado beneficios para Nicaragua en términos de crecimiento económico. Los presentadores no solo hablaron sobre RD-CAFTA, si no los obstáculos enormes que enfrenta el país en tratar de reconstruir la economía después que termino el régimen comunista en 1990.

En sus palabras de bienvenida, el Delegado Presidencial para la Promoción de Inversiones, Alvaro Baltodano, destaco el efecto positivo que ha tenido RD-CAFTA en la promoción de inversión para Nicaragua. En particular, él habló sobre el enorme crecimiento que ha experimentado el sector de zonas francas como resultado de RD-CAFTA y el gran número de empleos con mejores salarios que ha traído al país. El Ministro de Fomento, Industria y Comercio también participo en este evento y hablo con la prensa sobre los beneficios que Nicaragua ha gozado gracias al RD-CAFTA. Seguido a las palabras de bienvenida, hubieron una serie de presentaciones, paneles y conversaciones sobre como el comercio puede promover crecimiento inclusivo y desarrollo sostenible. Los paneles resaltaron la importancia que tiene la estabilidad política, un marco legal que promueve la competitividad y el estado de derecho, como factores esenciales para el crecimiento económico. También se hablo sobre la necesidad de contar con buena infraestructura, financiamiento e instituciones fuertes para poder aprovechar al máximo lo que ofrece el RD-CAFTA.

En el mismo centro de convenciones, afuera de los salones donde se realizaron las conferencias, también se llevo a cabo una exhibición donde participaron casi tres docenas de empresas locales que están recibiendo apoyo de USAID, programas de desarrollo para las exportaciones, así como cámaras empresariales. La ceremonia concluyo con palabras de parte de nuestro Ministro Consejero y representantes de USAID, quienes hicieron un reconocimiento a los negociadores de RD-CAFTA de parte de Nicaragua, a quienes se les brindo una placa de agradecimiento por sus esfuerzos.

Cobertura de prensa el evento de aniversario: