Donación del Gobierno de los Estados Unidos a la Fuerza Naval de Nicaragua

La Embajadora Dogu hace entrega simbólica de la donación al Inspector General del Ejército de Nicaragua, Mayor General Adolfo José Zepeda Martínez

Managua, 19 de noviembre del 2015

El mes pasado el Contralmirante Corrales me dio un tour por la Base Naval en Puerto Corinto. A primera vista pude observar los primeros tres barcos Eduardoños modificados, donados por el Gobierno de los Estados Unidos a la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua a inicios de este año.

Estos botes están activos en la lucha contra el narcotráfico, y me es grato saber que el pasado mes uno de estos barcos participó en una operación que incautó 680 kilogramos de cocaína.

¡y de nuevo el pasado fin de semana, se llevó a cabo la incautación de quinientos kilos! El pueblo de los Estados Unidos está agradecido de tener al pueblo de Nicaragua como aliado en la lucha contra esta amenaza que ambos compartimos.

Es importante destacar que estos no son barcos ordinarios. Estos barcos, y los traficantes de drogas que los utilizaron fueron capturados por los marineros nicaragüenses que defienden su país como parte de la estratégia “Muro de Contención” del Gobierno de Nicaragua.

Con la ayuda de los Estados Unidos y en colaboración con la Fuerza Naval de Nicaragua, estos barcos fueron mejorados por una empresa nicaragüense aquí en Managua, y han demostrado ser armas eficaces en la lucha contra los traficantes de drogas.

Los marineros nicaragüenses y sus botes Eduardoños hacen ver fácil las interdicciones de droga en el mar, pero no es así. Imagínense esta posible escena de una película. En la oscuridad de la noche, un pequeño bote lleno de droga desplazándose a alta velocidad por la línea costera de Nicaragua.

Los marineros nicaragüenses reciben la orden de interceptar la droga y dirigirse mar adentro para buscar un pequeño bote que se mueve a alta velocidad en el enorme océano. Los marineros nicaragüenses han sido exitosos.

Es un orgullo para el Gobierno de los Estados Unidos seguir apoyando su esfuerzo al proveer equipo adicional para aumentar  sus capacidades. El poder ver de noche, poder comunicarse efectiva y rápidamente no solo con las Fuerzas Armadas de Nicaragua, sino también con otros, hace más fácil y seguro localizar estos pequeños barcos en tan grande océano durante operaciones antinarcóticos.

El equipo que estamos aquí donando hoy es una parte importante del actual programa Eduardoño. Es para mí un placer presentar a la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua estos equipos valorados en $1.9 millones de dólares, para continuar la lucha contra los traficantes de drogas.

Estos equipos incluyen visores nocturnos y térmicos para mejorar la eficacia y la seguridad de las operaciones antinarcóticos de noche. También se incluyen las piezas y herramientas necesarias para mantener los motores fuera de borda utilizados por los botes Eduardoños, NorTechs, y Boston Whaler de la flota de la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua.

Por último, los equipos incluyen equipos de radiocomunicación y piezas utilizadas por los marineros nicaragüenses en las bases y los barcos de todo el país para comunicarse entre sí, con la fuerza de Tarea Conjunta Interagencial-Sur del Sur de la Florida, así como con otros socios de América Central durante las operaciones antinarcóticos.

Las inversiones del Gobierno de los Estados Unidos para la lucha contra el narcotráfico en Nicaragua no terminan aquí.

Me complace anunciar que la semana pasada el Gobierno de los Estados Unidos, a través del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos lanzó oficialmente un nuevo proyecto de construcción de un Puesto de Avanzada Naval Nicaragüense en los Cayos Miskitos.

Esta nueva y moderna estructura valorada en más de 2 millones de dólares reforzará la estrategia “Muro de Contención” en el Mar Caribe. Además de los muelles, la base cuenta con viviendas para los marineros, incluyendo un área de cocina, un comedor y un área de recreación.

Para asegurar que la base esté siempre lista para la acción, será acondicionada con energía solar y eólica. Y teniendo en mente a nuestros socios nicaragüenses, la base también será construida para soportar un huracán.

Estoy segura que el Puesto de Avanzada Naval Nicaragüense de los Cayos Miskitos probará ser una base formidable en la lucha contra las actividades ilegales de todo tipo en el mar Caribe. Espero que estemos todos presentes en la inauguración del Puesto de Avanzada Naval Nicaragüense de los Cayos Miskitos a principios de 2017.

Ya sea que estemos hablando de botes, equipos, o bases, todas estas cosas forman  parte de una sola visión. No sólo una visión de Nicaragua como un líder auto-suficiente en el tema de seguridad en la región.

Sino dentro, de los esfuerzos del gobierno en materia de salud, educación y comercio por una Nicaragua más próspera, segura y democrática. Espero con interés trabajar con los ciudadanos de Nicaragua en todas estas áreas.

¡Gracias!