Donación de Equipos e Infraestructura Valorada en Más de US $4 millones a la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua

La Embajadora Dogu hace entrega simbólica de la donación al Inspector General del Ejército de Nicaragua, Mayor General Adolfo José Zepeda Martínez

La Embajadora Laura Dogu anunció el inicio que el Gobierno de los Estados Unidos le dio a la construcción del Puesto de Avanzada nicaragüense en la Base Naval de Cayos Miskitos y donó casi 2 millones de dólares estadounidenses en equipos para ayudar a la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua en su estrategia antinarcóticos “Muro de Contención” el 19 de noviembre en Estado Mayor de la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua.

La Embajadora Dogu entregó los planos del Puesto de Avanzada en la Base Naval de Cayos Miskitos al Contralmirante Marvin Corrales, marcando así el inicio de este proyecto. Programado a ser completado en enero de 2017, esta nueva y moderna estructura valorada en  $ 2.28 millones de dólares estadounidenses estará a 50 millas náuticas de la Costa Atlántica, y proveerá a la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua una enorme capacidad de reaccionar e iniciar rápidamente misiones marítimas contra las actividades ilegales de todo tipo. Además de los muelles, la base tendrá capacidad para albergar a los marineros, estará propulsado por energía solar y eólica y será construido con la capacidad de soportar vientos con fuerza de huracán. La Embajadora Dogu mencionó: “Estoy segura de que el Puesto de Avanzada en la Base Naval de Cayos Miskitos probará ser un puesto de avanzada formidable en la lucha contra las actividades ilegales de todo tipo en el Mar Caribe.”

Los equipos donados valorados en $1.9 millones de dólares estadounidenses contribuyen a la funcionalidad de las operaciones del día a día de la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua. La donación incluye equipos y accesorios para los botes marca NorTech, Boston Whaler y Eduadoño que forman parte del programa de modificación del Grupo Militar de la Embajada de los Estados Unidos, el cual toma barcos incautados con droga y los convierte en botes de alta velocidad, eficaces interceptores de narcóticos. La donación también incluye equipos de radiocomunicación para comunicarse entre sí y con aliados regionales para mejorar la seguridad nacional e internacional. Por último, la donación incluye gafas de visión nocturna y binoculares térmicos que les dan a los marineros la capacidad de luchar de manera más eficaz contra las actividades ilegales sin impedimentos.

“Ya sea que estemos hablando de barcos, equipos, o bases, todas estas cosas son parte de una sola visión. No es sólo una visión de Nicaragua como un líder auto-suficiente de seguridad en la región, sino también, en combinación con los esfuerzos en materia de salud, educación y comercio, una Nicaragua que sigue trabajando por un futuro más próspero, seguro y democrático para todos sus ciudadanos”, concluyó la Embajadora Dogu.