Primera Conferencia de Prensa

La Embajadora Dogu durante su primera comparecencia ante la prensa

Buenas tardes a todas y todos.  Les agradezco su presencia en esta primera conferencia de prensa que brindo en Nicaragua.  Para mí es un honor y un placer estar aquí con ustedes.  Espero que durante mi período como embajadora en Nicaragua la comunicación con los medios de prensa sea abierta y frecuente, y espero también verlos a todos a menudo.

Mi esposo y yo llegamos a Managua la semana pasada y realmente hemos disfrutado nuestra primera semana.  Mis hijos pronto vendrán de visita y se quedarán unos días, aprovechando sus vacaciones de la universidad.  Espero poder compartir con ellos estas nuevas experiencias.

Estoy regresando del Ministerio de Relaciones Exteriores, de presentar mis credenciales como embajadora al Ministro Samuel Santos.  Así que ya estoy lista para empezar a trabajar!

Quisiera describirles en qué consiste ese trabajo y cuáles son mis prioridades como Embajadora  de Estados Unidos en Nicaragua.

El presidente Obama ha señalado que los países no se benefician con políticas rígidas enraizadas en hechos que ocurrieron antes que la mayoría de nosotros naciéramos.  Como él dijo: “En donde podamos promover los intereses compartidos, lo haremos…. en donde estemos en desacuerdo, plantearemos directamente las diferencias.”

En este sentido, es buen momento para que la relación entre Estados Unidos y Nicaragua continúe madurando.  Hoy Estados Unidos y Nicaragua tienen una relación más madura, basada en un diálogo de respeto mutuo y de respeto por la soberanía de Nicaragua.

Nuestra relación bilateral está llena tanto de intereses compartidos, como de áreas en las que tenemos divergencia.  Estados Unidos y esta Embajada seguirán cooperando activamente  en áreas de interés nacional mutuo  y, al mismo tiempo, continuaremos el diálogo respetuoso y el compromiso de impulsar el progreso en otras áreas.

Estados Unidos está abocado a trabajar por un futuro próspero, seguro y democrático para Nicaragua y creo que esto es lo mismo que el pueblo nicaragüense quiere para su país.   Corresponde al pueblo de Nicaragua elegir su propio destino como pueblo y nación y Estados Unidos  acoge la oportunidad de apoyar sus esfuerzos.

Me comprometo a colaborar  con los nicaragüenses que están trabajando  para mejorar las perspectivas económicas de todos sus conciudadanos.  Como dijo el Secretario Kerry:    “… tenemos que trabajar unidos para eliminar la pobreza extrema mediante un crecimiento económico inclusivo – porque sabemos  que ninguna sociedad puede prosperar cuando segmentos enteros de su población están excluidos de las oportunidades.”  Las exportaciones de Nicaragua a Estados Unidos han crecido 160 por ciento desde la implementación del CAFTA, creando nuevos empleos y oportunidades para los nicaragüenses de todos los sectores.  Soy una fiel creyente en facilitar el viaje para fines comerciales, por lo que continuaremos trabajando para reducir los tiempos de espera de las citas para los visados y brindando un servicio eficiente y de calidad para los viajeros.  Al comenzar este trabajo, estaré explorando nuevas áreas de potencial cooperación para mejorar las oportunidades económicas de todos los nicaragüenses.

Voy a continuar trabajando  muy de cerca con los nicaragüenses que apoyan a los jóvenes.  Jóvenes fuertes, innovadores y bien preparados son la clave para un futuro exitoso – no sólo para ellos mismos,  sino para la sociedad en su conjunto. Para asegurar  una educación inclusiva,  seguimos trabajando con los jóvenes de las poblaciones menos favorecidas, de minorías lingüísticas y etnias marginadas, para que aprendan  habilidades críticas de lectura.  Continuaré, asimismo, trabajando con los nicaragüenses que promueven oportunidades para las mujeres ya que, como todos sabemos, es clave para la prosperidad económica de las familias y los países.  Estados Unidos apoya  a las organizaciones nicaragüenses que trabajan  con mujeres emprendedoras y que les brindan programas de capacitación y acceso a las redes de empresarios.

Personalmente continuaré haciendo énfasis en la importancia de promover la participación de las mujeres en la sociedad civil para desarrollar sus comunidades y mejorar su calidad de vida.  Voy a seguir trabajando con las entidades nicaragüenses pertinentes por una Nicaragua más segura.  Sabemos que el buen cumplimiento de la ley aquí, mejora la seguridad en todas partes. Por esta razón es que trabajamos de cerca con la policía para detener la trata de personas y el tráfico internacional ilegal de drogas y armas.   También trabajamos con las autoridades del orden público, a nivel local y nacional, para fortalecer la seguridad ciudadana, reducir la violencia y crear alternativas para los jóvenes en riesgo.

La estrategia del Presidente Obama  para Centroamérica se centra en la mejora de la seguridad en la región.  Nicaragua es un país clave que ha mantenido alejada la inseguridad de la vida diaria de la mayoría de sus ciudadanos.  El pueblo de Nicaragua y Estados Unidos también comparten intereses sobre la democracia, aunque todavía persisten importantes áreas de desacuerdo que debemos abordar  de manera abierta y respetuosa.

Estados Unidos y otros países han expresado su preocupación por el estado de la democracia en Nicaragua.  En todo el mundo  Estados Unidos se ha pronunciado firmemente  sobre el derecho que tiene la gente, en todos los países, de elegir su gobierno  y líderes de una manera abierta y transparente.  Estados Unidos está comprometido con el principio de que los gobiernos deben reflejar la voluntad del pueblo y proteger los derechos básicos.  Todas las personas anhelan ciertas cosas:  la capacidad de expresarse y tener voz  y voto en la forma de gobierno; confianza en el estado de derecho y en la administración equitativa de la justicia; un gobierno transparente; y la libertad de vivir según su propia elección. Éstas no son solo ideas estadounidenses, son derechos humanos universales es por ello que los apoyaremos en todas partes.

Voy a ser una fuerte defensora de estos valores y esperamos colaborar con los líderes políticos de todo el espectro nacional, la comunidad empresarial y la sociedad civil para defenderlos.

Una Nicaragua en la que los derechos humanos, la democracia y una vibrante sociedad civil florezcan es del mejor interés del pueblo de Estados Unidos y del mejor interés de todos los nicaragüenses.

También representaría el camino más seguro para la atracción de la inversión extranjera directa y para la lucha contra la pobreza endémica.  Los inversionistas necesitan tener confianza en que los contratos son respetados y cumplidos, que están compitiendo en igualdad de condiciones y que hay suficientes personas con la requerida educación y habilidades para decidir sobre su inversión.

Finalmente, y todavía más importante, nuestra principal responsabilidad en cada embajada de Estados Unidos es garantizar la seguridad y protección de los ciudadanos estadounidenses y esta responsabilidad estará a la cabeza de mi lista de prioridades.

Muchos ciudadanos estadounidenses están orgullosos de considerarse nicaragüense-estadounidenses y un número creciente de turistas de Estados Unidos  están visitando las hermosas playas, sitios históricos y espacios verdes de Nicaragua y haciendo negocios en el país.  Para terminar, hay muchas oportunidades por delante.  Estoy muy contenta  de haber llegado a Nicaragua  y me comprometo a seguir y ampliar nuestra relación basada en el respeto mutuo y los intereses compartidos.

He recibido una cálida bienvenida por parte de la gente de Nicaragua y espero con ansias que trabajemos juntos en los próximos años.

Muchas Gracias.