Competencia de Juicio Simulado organizado por National Center for State Courts

Buenos días. Muchas gracias por invitarme al cierre de las competencias de juicio simulado. Al Gobierno de los Estados Unidos le complace ayudar con estos entrenamientos y con las rondas de competencias realizadas anteriormente, que llevaron a la competencia final esta semana.

Felicidades a todos ustedes por su arduo trabajo al prepararse para esta final. Entiendo que ustedes dedicaron varias semanas aprendiendo técnicas de argumentación oral y participando en competencias dentro de sus universidades y con otras universidades en su área. También quiero expresar mi agradecimiento a todas las escuelas de derecho por apoyar estos esfuerzos. De esa manera, están fortaleciendo el estado de derecho en Nicaragua.

Pronto serán abogados, quizás independientes o quizás miembros de un despacho. Algunos de ustedes serán fiscales, jueces, legisladores, o magistrados. Tienen una gran responsabilidad de aplicar su educación en leyes, los conceptos que han aprendido sobre ética profesional, y los principios de estado de derecho. Su responsabilidad es defender estos principios. Un país gobernado por el estado de derecho requiere que todos, independientemente de su puesto de trabajo, educación, posición económica, o cualquier otra consideración, sean sujetos de las leyes de esa nación y que gocen de sus beneficios. Ustedes son la próxima generación de profesionales del derecho. Ustedes son los futuros guardianes del estado de derecho y de la justicia en Nicaragua.

Un sistema de justicia regido por un fuerte estado de derecho es fundamental para la seguridad ciudadana y para la prosperidad económica. Cuando los empresarios e inversionistas tienen la confianza que hay reglas de juego justas para competir y que estas se apegan al estado de derecho, es más probable que inviertan y generen empleos. Actualmente Nicaragua está perdiendo inversión de los Estados Unidos por la percepción de la falta de estado de derecho. Cuando las personas saben que sus crímenes van a ser juzgados con todo el peso de la ley, pensarán dos veces antes de realizar actividades ilícitas. Y cuando las personas saben que las leyes serán aplicadas, serán menos propensos a tomar justicia en sus propias manos. Como profesionales del derecho, ustedes tendrán una gran responsabilidad, pero también la satisfacción de ser parte de esa labor transcendental.

Espero que esta experiencia de poner a prueba la ley por medio de escenarios prácticos, les sirva en su carrera. Les animo a continuar preparándose para un sistema oral en Nicaragua. Este entrenamiento es un comienzo. Espero que les haya dado el esquema que necesitan para aplicar exitosamente las leyes dentro de un sistema oral.

Les deseo lo mejor en el futuro.