Cierre del Proyecto Ganadería Empresarial (GANE)

La Embajadora durante la ceremonia de cierre del programa GANE

Discurso de la Embajadora Laura F. Dogu
Managua, 13 de septiembre del 2016

Buenos días a todos.

Autoridades nacionales, representantes del sector privado, medios de comunicación, representantes de TechnoServe, y por supuesto a los más importantes de este día de celebración para nosotros:

A ustedes los ganaderos y emprendedores que esta mañana nos están inspirando con sus historias llenas de energía positiva, esperanza y perseverancia.

Gracias por venir desde tan lejos para celebrar los cambios que ustedes están logrando. El Pueblo y Gobierno de los Estados Unidos de América, se complace en apoyar proyectos como Ganadería Empresarial porque es una muestra de cómo el trabajo en conjunto entre el  sector público y privado puede transformar vidas. Es crear valor compartido entre todos los actores de la cadena productiva. Esto nos ayuda a transformar países, sectores económicos, comunidades, familias y personas. Eso es lo que el proyecto GANE ha logrado.

Y quiero esta mañana detenerme en tres de las historias que hemos escuchado porque son dignas de destacar. El Señor  Efraín Nieves, un productor de Paiwas, que se encuentra muy lejos de Managua, contó que después de toda una vida produciendo una pichinga de leche por día, la cual vendía a precios inestables durante el año, finalmente encontró un canal de comercialización estable para vender su producto a través de la cooperativa de Servicios Múltiples Unión de Paiwas.

Gracias a las diferentes capacitaciones impartidas por el proyecto GANE logró adoptar una visión empresarial con enfoque de mercado. Esto le  permitió desarrollar una buena relación comercial con la cooperativa de Servicios Múltiples Unión de Paiwas y aumentar su producción de leche.

Hoy en dia el Sr. Nieves cuenta con ingresos mensuales fijos lo que le permite enviar a sus hijas a estudiar a la universidad acá en Managua.

Asimismo, la cooperativa Union de Paiwas recibe leche de mejor calidad lo que le permite suplir este producto a la empresa La Perfecta en Managua.

Como resultado, la cooperativa ofrece este beneficio de comercialización de leche a otros de sus asociados. La Perfecta también se beneficia porque puede vender mejores productos a sus clientes.

Todos ganan con GANE;

  • productores
  • empresarios
  • y consumidores.

También me encantó la historia de Doña Julieta Navarro. Ella es una productora de 60 años de Nueva Guinea. Por la intervención del proyecto ella aprendió a manejar su finca como una empresa. Dona Julieta adoptó tecnologías como el uso de cercas eléctricas, pastos mejorados, e instalación de sistemas de agua para el ganado.

Ella logró mejorar el manejo y nutrición de su hato, lo que le permitió mejorar sus ingresos y reducir las muertes de sus terneros y vacas que antes era un problema serio.

Hoy en día Dona Julieta genera ingresos estables todo el año lo que hace que se sienta una mujer realizada y empoderada.

La tercera historia es sobre la cooperativa UNAGUAS. Esta cooperativa es única porque logró implementar una política de equidad de género entre sus asociados, creando muchas oportunidades laborales para las mujeres.

Hoy UNAGUAS es administrada por una mujer. La política de género ha agregado mucho valor a la cooperativa ya que las mujeres han realizado un excelente trabajo en la administración y en las operaciones.

También ellas han sido una fuente de innovación en el procesamiento de productos lácteos. La cooperativa, a través del centro de acopio de leche, ofrece una serie de productos procesados tales como queso morolique y crema ácida que están generando mayores ingresos.

En menos de dos años la cooperativa ha duplicado sus plazas de empleos y en las próximas semanas abrirán 6 nuevos puestos por la apertura de nuevas rutas para el acopio de leche.

Ellos están empleando principalmente a jóvenes de la zona donde operan. Y los hombres también están trabajando de forma conjunta con las mujeres para que todos ganen.

Estas tres historias que estoy destacando son tan encantadoras e inspiradoras como las de más de 5,500 beneficiarios de este proyecto.

Ustedes son la muestra viviente de los diferentes esfuerzos que el Gobierno de los Estados Unidos está haciendo para mejorar la vida de miles de nicaragüenses en temas de buenas prácticas agrícolas, trazabilidad bovina, administración de fincas, nutrición del ganado y el uso de tecnologías para mejorar los rendimientos productivos.

Nosotros creemos que ustedes son el corazón de la economía de Nicaragua y queremos reconocer hoy la importancia que los proyectos de desarrollo económico están teniendo en las áreas rurales de este país.

La meta final de estos programas es contribuir a mejorar los ingresos de los productores y reducir los niveles de pobreza el cual es uno de los pilares fundamentales del trabajo del Gobierno de los Estados Unidos en Nicaragua.

Creemos que el sector ganadero de Nicaragua tiene muchas oportunidades para contribuir al desarrollo de la economía. No obstante tiene retos importantes.

Estos incluyen mejorar la infraestructura productiva, fortalecer el conocimiento técnico, crear relaciones ganar-ganar entre la industria y los productores, y diversificar los mercados y productos.

Pero estamos seguros que con el conocimiento técnico adquirido durante la implementación del programa, ustedes tienen más capacidad para enfrentar esos retos.

El cambio y el futuro depende de en ustedes.

El Gobierno de los Estados Unidos seguirá siendo un aliado fuerte del sector agropecuario de Nicaragua y esperamos seguir trabajando de la mano con todos los actores apoyando el fortalecimiento de este país.

Gracias

y que tengan más éxitos.