Ceremonia de Entrega de Credenciales ante el Presidente de la República

La Embajadora Dogu reunida con el presidente Ortega

Managua, 9 de noviembre del 2015

Es un gran gusto presentar mis credenciales el día de hoy, y ser recibida por el Presidente Ortega y la primera dama Rosario Murillo.

Es un honor ser la representante del presidente Obama en Nicaragua, un hermoso país de gente cálida. El día de hoy, me complace transmitir a todos ustedes los mejores deseos de los Estados Unidos de un futuro próspero, seguro, y democrático para Nicaragua y toda Centroamérica.

Durante mi estadía en Nicaragua, espero poder cooperar con el Gobierno y el pueblo nicaragüense en áreas de mutuo interés y continuar conversando de manera respetuosa acerca de los temas donde diferimos.

Este es el papel de la diplomacia y es parte normal de una relación madura entre países que están viendo hacia el futuro. Desde mi llegada a Nicaragua, he tenido el placer de conocer a nicaragüenses de diversos orígenes.

Desde comerciantes en el Huembes y artesanos en San Juan de Oriente, hasta empresarios y jóvenes líderes de todo el país. Las personas que he conocido nos han extendido, a mi esposo y a mí, la más cálida bienvenida.

Al continuar mis viajes por toda Nicaragua, espero poder conocer a más nicaragüenses de todos los departamentos, trabajar con ellos, y conocer los bellos lagos, volcanes y sitios históricos que este país ofrece.

Los nicaragüenses me han hecho excelentes sugerencias de lugares a visitar a través de la página de Facebook de la Embajada y planeo empezar mis visitas próximamente, ya que hay tanto que ver.

Algo que siempre escucho de la gente que conozco, es la conexión que sienten con los Estados Unidos y es fácil entender el por qué. Hay fuertes lazos entre nuestros países. Casi 400 mil nicaragüenses viven en los Estados Unidos. Entre ellos hay figuras destacadas del deporte, incluyendo un joven nicaragüense miembro del equipo Reales de Kansas City, reciente ganador de la serie mundial del beisbol de grandes ligas y una impresionante familia Nicaraguense-Estadounidense de atletas olímpicos de Tae Kwon Do, que están de visita en Nicaragua, para compartir su conocimiento e inspiración con niños y jóvenes. También hay artistas, profesionales de todas las ramas y empresarios que han alcanzado gran éxito.

A la vez, muchos estadounidenses visitan, viven, y trabajan en Nicaragua. El año pasado, casi un cuarto de millón de estadounidenses visitaron o vivían en Nicaragua.  Muchos de los estadounidenses que he conocido hasta ahora, están trabajando hombro a hombro con sus socios nicaragüenses para desarrollar oportunidades en áreas como la salud, la educación, y el desarrollo económíco.

Precisamente el día de ayer tuve la oportunidad de reunirme con los médicos y voluntarios de Operación Sonrisa, que operan gratuitamente a niños con paladar hendido y con los niños y niñas beneficiados por esta organización.

No hay nada mejor que la sonrisa de un niño. Como Embajadora de los Estados Unidos de América, me siento muy orgullosa de mis conciudadanos, que aprecian tanto a Nicaragua y los nicaragüenses y que dedican tiempo, conocimientos y recursos económicos para ayudar a mejorar sus vidas.

Los Estados Unidos  y Nicaragua comparten el mismo objetivo de una Nicaragua próspera.  Por lo tanto, estoy orgullosa de los agricultores nicaragüenses con los que hemos trabajado y han aprovechado nuestros programas para mejorar su productividad  y aumentar los mercados para sus productos.

También, me complace reconocer a las empresas estadounidenses que han invertido en Nicaragua. PriceSmart, WalMart y Cargill están ampliando sus operaciones aquí, creando más oportunidades para los nicaragüenses. AmCham estima que aproximadamente 300 mil nicaragüenses tienen empleos gracias a la inversión estadounidense que se desarrolla aquí. ¡eso es más del 10 por ciento de la fuerza laboral de Nicaragua! Me siento realmente orgullosa de que las compañías estadounidenses sean líderes en la administración corporativa eficaz, ética empresarial, protección ambiental, seguridad laboral y responsabilidad social.

El día de hoy, me comprometo a trabajar muy de cerca con el Gobierno y el pueblo Nicaragüense para asegurar el progreso en áreas como el desarrollo económico, la seguridad ciudadana y la democracia. Continuamos cooperando con el Gobierno de Nicaragua en la lucha anti-narcóticos y colaborando con organizaciones locales para mejorar la seguridad ciudadana. Para lograr este objetivo trabajamos con la población vulnerable como la juventud en riesgo, brindando entrenamiento vocacional y en la prevención de uso de drogas.

Estados Unidos se complace en ser socio de Nicaragua y no tengo la menor duda que mi estadía en Nicaragua será una experiencia interesante y muy gratificante.

Muchas gracias.

# # #