Ceremonia de Cierre del Programa PROGRESA

La Embajadora Dogu conversando con productores durante el cierre del programa PROGRESA

Nota de Prensa
7 de septiembre del 2016

Embajadora conversando con productores

Es un placer estar con ustedes el día de hoy en este evento de celebración por todos los resultados alcanzados por el Programa de Gestión Rural Empresarial, Sanidad y Ambiente (PROGRESA) que benefició a más de 4,800 productores en la zona norte del país.

PROGRESA forma parte de una serie de esfuerzos que está haciendo el Gobierno de Estados Unidos para mejorar las vidas de muchos nicaragüenses.

En los últimos 5 años el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos a través de su programa Fondos para el Progreso, ha apoyado a más de 10,000 productores y productoras, en muchos temas como:

  • las buenas prácticas agrícolas,
  • la trazabilidad bovina,
  • la administración de fincas,
  • el manejo y nutrición de ganado
  • y el uso de tecnologías para mejorar los rendimientos productivos.

El Gobierno de Estados Unidos sabe que los pequeños productores son el corazón de la economía de Nicaragua y reconoce la importancia de estos proyectos para el desarrollo rural en las áreas más vulnerables del país. La meta final de todos estos programas es contribuir a mejorar los ingresos de los productores y reducir los niveles de pobreza, el cual es uno de los pilares fundamentales del trabajo que realiza el Gobierno de Estados Unidos en Nicaragua.

Me alegra mucho saber que el proyecto PROGRESA contribuyó a generar más de 5,500 empleos y más de 82 millones de dólares en ventas de productos agropecuarios, lo cual contribuyó a mejorar el nivel de vida de los productores. Asimismo, el índice de pobreza se redujo en 10% dentro de los participantes del proyecto, pasando del 36 al 26.6 %.

Desde el primer día que vine a Nicaragua me di cuenta de la gran importancia del sector agropecuario para la economía nacional. Empleando al 31 % de la mano de obra, aportando el 60 % de las exportaciones excluyendo las zonas francas y contribuyendo un poco más del 15 % al PIB. Podemos decir sin duda alguna, que el sector agropecuario es uno de los más importantes de la economía nacional.

Durante mis visitas a lo largo del país he tenido la dicha de conocer a muchos productores y ver de primera mano el excelente trabajo que realizan para cultivar alimentos más sanos y de mejor calidad. Asimismo, me causa gran satisfacción ver como la implementación de buenas prácticas agrícolas les ha abierto las puertas a nuevos mercados. De igual manera, es digno de reconocer el gran esfuerzo que hacen los productores por ordenar la administración de sus fincas. Un mensaje que he escuchado en repetidas ocasiones de parte

de muchos expertos, es que los productores deben adquirir una visión empresarial y no ver sus actividades en la finca solamente como una forma de vida. A través de PROGRESA se capacitaron más de 2,000 productores en el desarrollo de planes de fincas, inculcando el emprendimiento y la visión empresarial con un gran enfoque de mercado. Un componente muy importante de todos nuestros proyectos es el apoyo a las mujeres productoras, ya que ellas son esenciales para el desarrollo económico sostenible de Nicaragua.

Me siento orgullosa de saber que este programa logró implementar ocho iniciativas de negocios con grupos de mujeres, en temas de transformación de productos lácteos, producción de plántulas para hortalizas y producción comercial. Estos ocho grupos están integrados por 72 mujeres de la zona norte del país.

Un ejemplo es Doña Bertha Méndez, que después de recibir una serie de capacitaciones por el programa, se convirtió en la presidenta de la cooperativa de Lácteos Renacer Palacagüina (COOLARPA) impulsando cambios significativos en la administración de la cooperativa, desarrollo de productos y estrategias de mercado. En los últimos dos años la cooperativa COOLARPA logró aumentar en un 100 por ciento el acopio y procesamiento de leche. Todos estos cambios contribuyeron a mejorar los ingresos de la cooperativa y al desarrollo de alianzas comerciales formales.

En el mundo globalizado que vivimos, la agricultura es un rubro que enfrenta muchos retos, tales como bajos niveles de productividad, los efectos del cambio climático, el acceso al mercado, y financiamiento limitado, entre otros. Ustedes, los productores, saben mejor que nadie todos los retos que enfrentan para producir. Por esa razón es que hoy, más que nunca, debemos trabajar arduamente y hacer uso de las tecnologías disponibles para ser más productivos. Asimismo, debemos estudiar muy bien al mercado y dirigir nuestros cultivos en base a este, para aprovechar todas las oportunidades que ofrece.

El Gobierno de Estados Unidos seguirá siendo un aliado fuerte del sector agropecuario de Nicaragua, esperamos seguir trabajando de la mano con todos los actores, para contribuir al fortalecimiento y al desarrollo de este lindo país.

Muchas gracias.